Comparte este contenido

Bryan Avila l Auditor Externo en Ecovis Ec l Posteado en Agosto 31, 2022 por Ecovis Ec

El dólar alcanzó una cifra récord y se cotizó en 109,48 unidades frente a una canasta de monedas fuertes. Es el valor más alto desde septiembre de 2002. El dólar se disparó el 29 de agosto de 2022 y tocó un máximo en 20 años. El índice dólar, que compara a la moneda estadounidense con una cesta de seis destacadas divisas, alcanzó las 109,48 unidades a primera hora de la sesión, un nivel que no se veía desde septiembre de 2002.

Este incremento es la respuesta del mercado a las proyecciones de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED), de que las tasas de interés se mantendrán altas durante más tiempo para reducir la incómoda inflación. El euro también se ha fortalecido, apoyado por las crecientes expectativas de alzas de tasas del Banco Central Europeo (BCE), lo que ha frenado al dólar. Durante la jornada del 29 de agosto, la moneda estadounidense se mantenía un 0,78% más firme frente al yen. Mientras tanto, la libra esterlina alcanzaba un mínimo de dos años y medio y bajó un 0,23% a USD 1,1703.

Tensión por las tasas El presidente de la Reserva Federal, Jerome Powell, dijo el viernes 26 de agosto que la FED subirá las tasas “cuanto sea necesario” y que se mantendrán elevadas “durante algún tiempo” para reducir la inflación. La inflación en Estados Unidos es tres veces superior al objetivo del 2% de la FED. “La semana pasada, el presidente de la Reserva Federal se mostró bastante agresivo, y eso echó por tierra la idea de un giro de la política monetaria a principios del año que viene”, dijo Joe Manimbo, analista de mercado senior de Convera. En la jornada del 29 de agosto, el euro subió un 0,29%, pero aún está por debajo de la paridad con la moneda de Estados Unidos, y se ubicó en 0,9993 por dólar. “El euro está robando algo de protagonismo al dólar ante la perspectiva de que el BCE pueda igualar la gigantesca alza de tasas de la Fed con una propia el mes que viene”, dijo Manimbo.

Frente al avance de la inflación Estados Unidos debe decidir si subirá las tasas de interés en 2022, y esta medida apreciaría el dólar afectando a las exportaciones ecuatorianas que frente a esta situación podrían encarecerse.

La inflación ha puesto en jaque a los planes de la Reserva Federal o FED, y un alza de tasas podría ocurrir antes de lo pensado. La decisión de la FED tendría su impacto en las exportaciones e importaciones de Ecuador, debido a que se trata de un país dolarizado que no puede devaluar su moneda. Con un dólar más fuerte, las exportaciones de productos ecuatorianos se volverían menos competitivas, más costosas frente a las de países no dolarizados. Mientras que un dólar caro beneficiaría a las importaciones, especialmente desde China.